Latest Entries »

BACCHUS es el mayor certamen Internacional Vinícola que se desarrolla en España.  Se celebró de los días 12 al 16 de Marzo en el Gran Casino de Madrid. Es un concurso internacional auspiciado por la OIV (organización internacional del vino) y organizado por la UEC (Unión Española de Catadores).

 

 

En esta edición del 2010 se han presentado un total de 1625 vinos procedentes de 21 paises y el veredicto de los premios lo han otorgado másde 100 expertos catadores procedentes de todas partes del mundo.

XENTIA 2007 ha sido uno de los bacchus de Oro, demostrando así el potencial de Extremadura, una de las zonas a seguir por los aficionados al vino.

Queremos destacar también Lusco 2008, un blanco intenso y equilibrado, de gran frescura. Para su elaboración es necesaria una crianza de seis meses sobre sus lías, que potencia el esplendor de un albariño, de segundo año, premiado por la crítica internacional como uno de los mejores Rias Baixas. Del mismo grupo bodeguero, Leione 2007 (V.T. Castilla y León) destaca por su vivo color granate, resultando intenso en nariz con aromas a frutas maduras, madera y fondos de cuero, tabaco y cacao; ganando frescura y equilibrio en boca.

         

Para beber buen vino no es necesario gastarse un dineral. A requerimiento de cinco sumilleres de prestigio han elaborado sendas selecciones de cinco caldos que pueden encontrarse en tiendas especializadas a menos de 10 euros por botella. Las recomendaciones incluyen consejos sobre con qué alimentos combinarlos. Son sugerencias, el maridaje de vinos y platos admite libertad y flexibilidad.

El segmento de los vinos ecológicos se dará cita entre los días 17 al 20 de febrero en la ciudad alemana de Nuremberg con motivo de la celebración de ‘BioFach 2010‘, la feria sobre alimentos orgánicos, productos naturales y suministros para el hogar más importante del mundo. En la pasada edición, un total de 317 expositores -53 de ellos españoles- mostraron sus caldos “ecológicos”, presentando al numeroso público asistentes el resultado de su know how como viticultores. Las previsiones apuntan a que la edición de este año se cerrará con buenos resultados. La situación actual difiere de la vivida un año antes, haciendo que las estimaciones apunten a una tasa de incremento (cercano al 10% en el volumen de ventas de caldos procedentes de la agricultura ‘ecológica’ en el mercado germano), circunstancia que se podría dar gracias a la incipiente estabilidad del clima de consumo.

 Fuentes del sector aseguran que “los clientes están dispuestos a pagar un sobreprecio por los productos de origen ‘ecológico’, y el pasado nos ha enseñado que la situación económica apenas afecta a este tipo de productos”. Dentro de los distintos tipos de vino ‘ecológicos’ comercializados en el mercado alemán, el tinto es el más demandado, aunque en la actualidad las variedades de rosado también gozan de una demanda boyante, especialmente aquellos que se enmarcan en la gama de precios más asequibles.

Pedro Ximénez

Notas de Cata

Vino de color ébano más o menos intenso con irisaciones yodadas, con lágrima muy amplia y sensación visual de gran densidad.
En nariz ofrece aromas extremadamente ricos, con predominio de las notas dulzonas de frutos secos tales como pasas, higos y dátiles, acompañados de aromas de miel, arrope y frutas en compota y confitada, acentuándose con el tiempo de envejecimiento los tonos tostados (café, chocolate amargo y cacao) y regaliz.
En boca resulta aterciopelado y untuoso, con una acidez que mitiga el dulzor extremo y la calidez del alcohol, y un final muy largo y sabroso.

Elaboración y Crianza

El vino Pedro Ximénez se obtiene a partir de la uva del mismo nombre, que se somete al proceso tradicional del “soleo”, hasta lograr una intensa pasificación del fruto. Tras el prensado se obtienen unos mostos que presentan una extraordinaria concentración de azúcares y un cierto nivel de coloración, el cual se somete a fermentación alcohólica parcial, detenida en su caso mediante la adición de alcohol vínico.
Su crianza, exclusivamente de carácter oxidativo, propicia una progresiva concentración aromática y una complejidad creciente, si bien procurando siempre no perder la frescura y el carácter frutal típico de la variedad.

Parámetros analíticos

Contenido alcohólico: entre 15 y 22% vol.               Acidez total (tartárico): 3 – 5 gr. / litro
Azúcar: 180 – 500 gr. / litro   Acidez volátil (acético): < 0,8 gr. / litro

Servicio y consumo

El Pedro Ximénez debe servirse ligeramente fresco, entre 12 y 14º C, aunque los más jóvenes pueden servirse a temperaturas más bajas, incluso muy fríos. Es todo un postre en sí mismo, aunque combina excepcionalmente con postres a base de chocolate ligeramente amargo, con los helados o con los quesos azules de gran intensidad, como el Cabrales o el Roquefort.

Cepas utililzadas:
– 85%Tempranillo
– 15%Garnacha Tinta y Graciano
Uvas seleccionadas de viñedos bien expuestos al sol, con cepas viejas de escasa productividad que ofrecen una mayor concentración.
Elaboración:

Este vino esta elaborado a partir de vendimias calificadas como -excelentes- o -muy buenas-.
Permanecen entre 26-28 meses en barricas de Roble Frances y proceden posteriormente a un largo afinado en botella que puede llegar hasta 8/10 año. Por ello se ha vinificado y criado para que su fruta y su frescura se enriquezcan a lo largo de los años de una singular complejidad.

  

Descripción:
Color rubí profundo. Nariz viva,intensa, donde se integran notas de frutas rojas (moras y grosellas negras), especias y vainilla. En boca resulta carnoso, con cuerpo, pleno de estructura y de fruta que descansan sobre una buena base tánica para expresarse con toda su elegancia. Su finura en boca se prolonga con un final largo. Un excelente vino.
Recomendaciones:
El equilibrio de este vino le permite acompañar toda clase de platos, su intensidad resaltara con la caza, carnes en salsa y quesos fermentados o azules.
Temperatura de servicio: 16-18º C.
Tipo de vino: Tinto
 
Año:2001
Denominación:Rioja
Acompañamiento:Caza Mayor y Menor
Envejecimiento:Gran Reserva
 

BODEGAS MIGUEL TORRES

La historia de la familia Torres

Plantados inicialmente por los fenicios y luego expandidos por los romanos, los viñedos han prosperado durante miles de años en el Penedes, en la costa mediterránea de Cataluña. La familia Torres se ha dedicado a hacer vino en el antiguo pueblo catalán de Vilafranca del Penedès desde por lo menos el siglo XVII. Sin embargo, no fue hasta 1870 -para ser precisos- que don Jaime Torres estableció la firma Torres cuyos vinos hoy se aprecian en el mundo entero. El segundo hijo de viticultores, Jaime Torres, se fue a las Américas a hacer su fortuna, cosa que logró en las industrias petroleras y de embarcaciones. Regresó a España en 1869 y construyó una bodega para vinificar las uvas crecidas en los viñedos de su hermano Miguel. Transcurrió poco tiempo para que los vinos Torres se conocieran y fueran exportados a mercados en América y otros países. En 1979 la familia Torres adquirió viñedos y bodegas en Curicó (Chile), siendo la primera extranjera que llegó a establecerse en aquellas tierras. Hoy Torres está encabezada por la 4ª generación, Miguel A. Torres, presidente de la compañía . Juan María lleva las relaciones públicas y la imagen corporativa y  está encargada de la bodega en California. Recientemente se ha incorporado la 5ª generación en la empresa, Mireia dirige el Departamento Técnico y Miquel el Departamento de Marketing. Sus viñedos ocupan hoy más de 2.000 hectáreas seleccionadas entre los mejores pagos y climas de Cataluña, Valle central de Chile y California.

1.Aromas primarios: son aromas que ya existían en la uva, también llamados varietales,y que debido a una cuidada vinificación siguen presentes en el vino. Fundamentalmente encontramos aromas de las siguientes series:

 Flores/ Frutas/ Vegetal/ Especias.

 2.Aromas secundarios: estos aromas, al contrario que los anteriores, no existían en la uva, y se originan en la fermentación alcohólica y maloláctica. Se trata de aromas de que pertenecen a las siguientes familias:

  Alcoholes, como el etílico/  Lácticos, como la mantequilla/  Ácidos grasos, como el jabón o la cera/  Esteres/ Aldehídos como la levadura o el pan.

3.Aromas terciarios:. estos aromas también se denominan postfermentativos o aromas del bouquet. Normalmente se desarrollan en la fase de envejecimiento o crianza en toneles, a la que son sometidos algunos vinos. Se trata de aromas de las siguientes familias:

 Animal, como el cuero/  Vegetal seco como los tabacos/  Torrefactos como el café o el cacao/  Frutos secos como las nueces o las avellana.

 

Fase olfativa
Después de la fase visual, nos encontramos con la fase olfativa que está formada por tres etapas.

1.- Se procede a oler el vino, sin agitar la copa. Percibiremos básicamente la intensidad aromática.

2.- El vino se olfatea después de mover ligeramente la copa, pero sin romper el líquido. De esta forma, favoreceremos la evaporación de los aromas. Sólo entonces procederemos a oler.

3.- Esta tercera etapa no siempre es necesaria. Consiste en agitar la copa de forma más contundente (tapándola con la mano si fuese necesario), para después oler. De esta forma se resaltan algunos aromas defectuosos que hayamos podido intuir, o percibir, en la fase anterior.